30

Ene

2012

Redes sociales y Silencio no son contradictorios

El Papa Benedicto XVI ha puesto al ‘silencio’ en el espacio público, un tema poco contemplado en espacio virtual, y que paradójicamente parece no tener cabida en las redes sociales. El Santo Padre, en su mensaje para la 46º Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, titulado «Silencio y palabra: Camino de Evangelización», publicado el 24 […]

Por Rosa Zeta de Pozo. 30 enero, 2012.

El Papa Benedicto XVI ha puesto al ‘silencio’ en el espacio público, un tema poco contemplado en espacio virtual, y que paradójicamente parece no tener cabida en las redes sociales.

El Santo Padre, en su mensaje para la 46º Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, titulado «Silencio y palabra: Camino de Evangelización», publicado el 24 de enero, propone que la  palabra – breve en twitter, o abundante en los múltiples redes sociales- y el silencio  «deben equilibrarse, alternarse e integrarse para obtener un auténtico diálogo y una profunda cercanía entre las personas.

El silencio aparece como un escenario  propicio para la reflexión y el discernimiento  necesarios: “Allí donde los mensajes y la información son abundantes, el silencio se hace esencial para discernir lo que es importante de lo que es inútil y superficial. Una profunda reflexión nos ayuda a descubrir la relación existente entre situaciones que a primera vista parecen desconectadas entre sí, a valorar y analizar los mensajes; esto hace que se puedan compartir opiniones sopesadas y pertinentes, originando un auténtico conocimiento compartido. Por esto, es necesario crear un ambiente propicio, casi una especie de «ecosistema» que sepa equilibrar silencio, palabra, imágenes y sonidos”.

El hombre- dice Benedicto XVI- se interroga constantemente sobre la existencia humana:  “¿quién soy yo?, ¿qué puedo saber?, ¿qué debo hacer?, ¿qué puedo esperar? Es importante acoger a las personas que se formulan estas preguntas, abriendo la posibilidad de un diálogo profundo, hecho de palabras, de intercambio, pero también de una invitación a la reflexión y al silencio que, a veces, puede ser más elocuente que una respuesta apresurada y que permite a quien se interroga entrar en lo más recóndito de sí mismo y abrirse al camino de respuesta que Dios ha escrito en el corazón humano”. Todos   buscamos la verdad y compartimos este profundo anhelo.

Y en esa línea de conocimiento,  nos dice también que “silencio y palabra son elementos esenciales e integrantes de la acción comunicativa de la Iglesia, para un renovado anuncio de Cristo en el mundo contemporáneo”.

Internet es y ha sido el tema central de los cuatro últimos mensajes de las Jornadas Mundiales de Comunicación Social. En el 2011 reflexionó la Verdad, anuncio y autenticidad de vida en la era digital «cuando se intercambian informaciones, las personas se comparten a sí mismas, su visión del mundo, sus esperanzas, sus ideales»; en el 2010 trató  sobre los nuevos medios al servicio de la palabra de Dios, difundida por los sacerdotes, en el 2009 analizó las nuevas tecnología  como promotoras de las nuevas relaciones sociales en las que se debe promover una cultura de respeto, de diálogo y amistad.

Silencio y palabra en aras de los contenidos de calidad, un bien valioso para todos los comunicadores.

Docente.

Facultad de Comunicación.

Universidad de Piura.

Artículo publicado en el diario Correo (Piura), sábado 28 de enero de 2012.

Comparte: