28

Nov

2023

UDEP inviste al doctor Antonio Mabres como profesor emérito

  • Inicio
  • Académico
  • UDEP inviste al doctor Antonio Mabres como profesor emérito

En una emotiva ceremonia que congregó a más de 500 personas, entre autoridades académicas, profesores y amigos, se rindió homenaje al doctor Antonio Mabres, distinguiéndolo como profesor emérito de la Facultad de Ingeniería.

Por Lucy Vicente Chamba. 28 noviembre, 2023.

Esta investidura brinda la categoría de profesor extraordinario y reconoce el prestigio y la trayectoria profesional del doctor Antonio Mabres, quien tiene casi 50 años como docente en la Universidad de Piura, 14 de ellos como rector. Asimismo, se premia su aporte al ámbito académico, su trabajo como profesor universitario y su gran capacidad de servicio social que brinda a la región Piura desde sus actividades académicas, y al país en su conjunto.

La ceremonia celebrada, el 24 de noviembre, en el proscenio de Campus Piura de la UDEP, la presidió el vice gran Canciller de la UDEP, padre Ángel Gómez-Hortigüela Amillo; junto al rector, Antonio Abruña Puyol; la vicerrectora académica, Susana Vegas; el decano de la Facultad de Ingeniería, magíster Jorge Machacuay; y el vicedecano académico de la facultad, doctor Martín Palma.

Entrega, generosidad e investigación
Al leer la semblanza del homenajeado, el doctor Dante Guerrero destacó la calidad personal y profesional de Antonio Mabres. Él vino a la universidad en 1974, dispuesto a echar una mano y hacer aquello que fuera necesario; concretamente, en el aspecto académico se encargó del Laboratorio de Física; en 1979 fue nombrado como profesor asociado y en 1980 profesor principal de los cursos de Física General, Análisis Matemático y Cálculo Numérico, entre otros. Refirió que entre otros importantes cargos académicos, fue prorrector; y rector de la universidad durante 14 años.

Asimismo, agregó que el nuevo profesor emérito de la UDEP es un investigador acucioso en el campo de la física de la atmósfera, el Fenómeno El Niño, los estudios paleoclimáticos y dendrocronológicos, con una extensa participación en proyectos de investigación y desarrollo de producción científica y artículos divulgativos en medios de comunicación, dijo.

Gestor de proyectos
En otra parte de su discurso, el doctor Guerrero destacó la labor de gestor y colaborador que ha tenido Antonio Mabres en el proyecto de instalación y operación de un radar de vientos en el campus de la UDEP, en colaboración con el Instituto Geofísico del Perú (IGP); además, ha sido promotor de otros proyectos de equipamiento meteorológico y para el monitoreo del Fenómeno El Niño como la instalación de un radar escáner de lluvias, la creación de la Estación Científica Ramón Mugica (ambos en la UDEP), y la gestión del proyecto de radar MST (con el IGP y la Marina de Guerra del Perú) instalado en la base peruana de la Antártida.

Dante Guerrero acotó que el doctor Mabres es un hombre optimista, positivo, creativo, un visionario comprometido con el desarrollo de Piura- “Trabajé con él cerca de 14 años, nunca vi a nadie insatisfecho después de una conversación con Antonio; siempre atento a lo que necesitaban, encarnó ese espíritu de servicio y los ideales de nuestra universidad”, subrayó.

Agradecimiento, son casi 50 años
El doctor Antonio Mabres expresó su agradecimiento a amigos, profesores y personal administrativo que asistieron al homenaje y a quienes no pudieron estar. Destacó que muy pronto cumplirá 50 años en el Perú desde su llegada el 18 de marzo de 1974. “Estos años han sido para mí maravillosos y motivo para dar gracias a Dios y a quienes me invitaron a venir a Piura, incluyo prioritariamente a nuestro Fundador y primer Gran Canciller. Suelo decir, y es con toda sinceridad, que no podía ocurrirme nada mejor”, dijo.

Asimismo, destacó que en la universidad ha aprendido buenas lecciones de sus colegas, alumnos, secretarias y otras asistentes. Mencionó los aprendizajes brindados por Ramón Mugica, Rafael Estartús, Miguel Samper, Ronald Woodman, José Navarro y otros. “Sería interminable pretender ser exhaustivo”, dijo.

Tres lecciones
Asimismo, en su mensaje, el homenajeado brindó tres recomendaciones a todos los profesores e integrantes de esta casa de estudios como poner el corazón en las labores del día a día. “Hay que poner corazón en las actividades porque esto es profundamente humano y nos acerca cada día más (…) si careciese de este valor sería improductiva”, expresó.

En segundo lugar, destacó el valor del asesoramiento académico que se brinda a los alumnos universitarios, con la premisa de brindar una acogida de amistad que permita el crecimiento de sus competencias personales y profesionales. “Es vital que encuentren en su asesor alguien que les ofrezca su amistad… La amistad, acogida libremente, facilita dar a los alumnos la ayuda que necesitan. Ellos perciben que se les aprecia y que los comprendemos”.

“Qué maravilla poder ver a lo largo de los años cómo los exalumnos salen adelante, y sobresalen por su buen trabajo”, resaltó.

Finalmente, subrayó la importancia de la investigación e interacción con el entorno y la realidad de la región y el país. “La investigación aplicada ayuda a reducir la pobreza, a mejorar la vida de los piuranos y mitigar los riesgos, poniendo en valor el potencial humano y los recursos naturales”, destacó.

Gratitud y admiración
Al clausurar la ceremonia, el rector Antonio Abruña Puyol agradeció la entrega profesional y personal de Antonio Mabres. “El esfuerzo que has puesto nos genera una deuda impagable, gracias por todo el talento, entrega y entusiasmo brindado a los profesores y a los estudiantes. Gracias por ayudar al nacimiento y crecimiento de la Universidad de Piura”, expresó.

Antonio Mabres, subrayó el rector, nos transmite una estela de serenidad, alegrías contagiosas y don de servicio, por lo que goza de un merecido reconocimiento de la comunidad universitaria y de la región Piura. “Su calidad moral y sus conocimientos científicos, son reconocidos socialmente”, agregó.

Finalmente, el doctor Antonio Abruña destacó que el talento, vocación de servicio y optimismo de Antonio Mabres son un referente para las nuevas generaciones y la historia de la UDEP.

Más datos

  • Actualmente, el doctor Antonio Mabres es vicepresidente del Consejo Académico de la Universidad de Piura.
  • Es miembro titular a la Academia Nacional de Ciencias (ANC).
  • Es miembro del Jurado del Premio de Buenas Prácticas de Gestión Pública, organizado por Ciudadanos al Día (CAD) y del Consejo Editorial del Mercurio Peruano, revista de la Universidad de Piura.
  • Es presidente del Consejo Consultivo y del Jurado del Premio Esteban Campodónico Figallo.
  • Ha sido vicepresidente del directorio de la Caja Piura.
  • Ha recibido distinciones como de la Real Orden de Isabel la Católica, concedida por el Rey de España Juan Carlos I; la Medalla de la Pacificación, concedida por el Ejército Peruano; la Distinguished Fellowship, del Instituto Peruano Canadiense de la Huntington University (Ontario, Canadá) y “Ciudadano ejemplar”, otorgada por la Cámara de Comercio y Producción de Piura.

Puede ver más fotos de la galería, aquí.

Comparte:
es_ESES