24

Ene

2022

Artículo de opinión

El sendero para recuperar la inversión extranjera

¿Qué ha cambiado en el Perú que ahuyenta a los inversionistas? Revisemos los resultados de una encuesta del Banco Mundial a 750 altos ejecutivos de empresas top del mundo.

Por joseantonioarambulo. 24 enero, 2022. Publicado en El Tiempo, el 22 de enero de 2022.

Hasta antes del 2020, los inversionistas extranjeros consideraban que el Perú era inmune a los efectos de la política, la corrupción y la violencia interna. La renuncia del presidente Kuczynski (2018) puso en alerta moderada a los inversionistas extranjeros; pero, no fue motivo suficiente para alejarlos del país. Todo lo contrario.

Si miramos datos del BCR, el 2017 la inversión extranjera directa llegó a 6700 millones de dólares. El 2019, subió a 8800 millones; sin embargo, el 2020 hubo una fuerte caída, de casi el 67%, debido a las fuertes medidas sanitarias implementadas por el presidente Vizcarra para enfrentar al COVID-19.

El impacto en nuestro país fue mucho más fuerte, si lo comparamos al 42% del resto del mundo y el 37% en Latinoamérica. Aunque el BCR no tiene cifras del 2021, se estima que la inversión extranjera se recupere, pero no a los niveles del 2019.

¿Qué ha cambiado en el Perú que ahuyenta a los inversionistas? Revisemos los resultados de una encuesta del Banco Mundial a 750 altos ejecutivos de empresas top del mundo. Para el 90%, la seguridad jurídica del país anfitrión es lo más importante. Entre las diversas respuestas, son más frecuentes: el temor a las expropiaciones, el incumplimiento de los contratos de parte del gobierno; y, sobre todo, la conducta arbitraria que pueda tener este.

Otro aspecto importante que les preocupa es el nivel de los impuestos. Para el 30% de los encuestados, la carencia de infraestructura interna en el país y la incertidumbre macroeconómica podría desviar la inversión extranjera hacia otros países en mejor situación. A la luz de estos datos, una de las conclusiones más resaltantes es la importancia de la percepción de los inversionistas de los planes que los gobiernos puedan tener.

El peligro de que haya un estado intervencionista en lo económico es mucho más alarmante que la existencia de un gobierno pasajero con tendencias de izquierda. Comparando estos resultados con la coyuntura actual, se puede entender que, aunque no ha sucedido una expropiación, las constantes declaraciones del presidente Castillo, y de los miembros de su partido sobre un cambio de la Constitución, han contribuido al cambio de percepción. Otra razón con efectos importantes es la intención del Gobierno de revisar el contrato de la explotación del gas de Camisea.

De lo anterior, se ve que el camino a seguir para recuperar la inversión extranjera es evitar que el Gobierno implemente sus medidas. El freno, según la Constitución, lo tiene el Congreso. Además, será muy importante no volver a implementar fuertes medidas de aislamiento sanitario, que hicieron mucho daño a la economía del país.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.

Comparte: