26

Oct

2021

Artículo de opinión

El chupete digital

Las generaciones más jóvenes nacieron en un mundo digital y para los adultos es aún algo ajeno; pero, es necesario tomar conciencia de las consecuencias negativas, para los niños, del uso excesivo de los medios digitales.

Por Jaime Ancajima. 26 octubre, 2021. Publicado en El Tiempo, el 24 de octubre de 2021.

Cuando Mariciello, mi primera hija, era una bebé, hace más de 23 años, tenía que ingeniármelas para entretenerla y no se aburriera mientras su madre estaba trabajando fuera de casa. Por eso, la paseaba en la moto por el parque para que se durmiera; le daba el órgano electrónico para que juegue, le ponía videos de canciones alegres en español e inglés para que se divirtiera, le daba su chupón por algún momento; y así, buscaba cómo entretenerla.

Hoy, la realidad es completamente diferente. Es fácil ver a cualquier niño de 1 a 5 años jugando en un celular, viendo algún video y manipulándolo con tal facilidad que todos nos quedamos sorprendidos de su habilidad para hacerlo; y, así, se lo damos para que coma o esté tranquilo y no nos “moleste”.

La psicóloga argentina Ileana Fischer explica que las asociaciones de pediatría están alertando sobre el uso del teléfono celular por los bebés, al cual llaman “el chupete digital”. Afirman que este puede ocasionar problemas de aprendizaje y de psicomotricidad; pero, muchos padres no lo saben. Estudios recientes aseguran que los niños y jóvenes están expuestos a Internet 4 veces más de lo recomendado, en promedio, lo que amenaza su salud. En algunos casos, la media de exposición a las nuevas tecnologías es de 45 horas por semana.

La licenciada Sandra Arcella, especialista en pareja y familia, afirma que «en un mundo tan acelerado, el celular es el nuevo chupete y crea una adicción, ya que la gran cantidad de imágenes en los videos de YouTube sobreestimulan al niño y, además, a veces puede causarle trastornos específicos del lenguaje (en niños de 4 o 5 años) que los acompañan durante toda la infancia.

Algunas de las consecuencias negativas por la sobreexposición de los bebes y niños al celular son las contracturas cervicales, calambres en brazos y manos, irritación ocular, déficit visual, insomnio y falta de descanso, dificultades en la atención y baja en el rendimiento escolar. También, afecta la función de la memoria, influye en el aumento de trastornos del peso y de metabolización de la vitamina D, en el retraso en la motricidad fina, disminución de la función creativa del juego, problemas de motricidad, se dificulta la adquisición de habilidades comunicacionales y sociales y de resolución de conflictos.

Las generaciones más jóvenes nacieron en un mundo digital y para los adultos es aún algo ajeno; pero, es necesario tomar conciencia de las consecuencias negativas, para los niños, del uso excesivo de los medios digitales.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.

Comparte: