26

Jun

2020

Dirección de Servicios Universitarios

Día Internacional de la Lucha Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas

  • Inicio
  • Opinión
  • Día Internacional de la Lucha Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas

Según el último informe de la Oficina Mundial de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, en el año 2018, unos 31 millones de personas que consumen drogas presentan trastornos médicos y psiquiátricos.

Por Dirección de Comunicación. 26 junio, 2020.

* Este artículo ha sido elaborado por el Servicio Médico y el Servicio Psicopedagógico de Campus Lima.

Las drogas son una problemática mundial de las más persistentes y complejas, que tienen un gran impacto en múltiples aspectos: la salud y el bienestar de las personas, las familias y la sociedad, así como en la economía, la seguridad y el desarrollo sostenible de las naciones. Por ello, el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, conmemorado cada 26 de junio, tiene una gran importancia para todos nosotros.

No solo se trata de difundir los efectos y consecuencias de las drogas, sino que implica mayores objetivos. En palabras del secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, el fin es “proteger la seguridad y el bienestar de las personas y luchar por el progreso y la dignidad de todos».

El uso excesivo, indebido y poco controlado del alcohol y otras drogas es un problema de salud pública porque incrementa el número de accidentes, los actos violentos, las enfermedades infectocontagiosas (VIH/SIDA o la hepatitis B y C), y otros problemas crónicos (afecciones cardiovasculares, cáncer, enfermedades mentales, entre otras), desencadenando a su vez la elevación de costos en atenciones sanitarias.

Según el último informe de la Oficina Mundial de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, en el año 2018, unos 31 millones de personas que consumen drogas presentan trastornos médicos y psiquiátricos relacionados al consumo. Asimismo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), solo en el 2015, aproximadamente 450 000 personas fallecieron a consecuencia del uso de drogas, y 167 750 de ellas, estaban directamente relacionadas con problemas de sobredosis.

Según el estudio “Global Burden of Disease Study 2017”, se estimó que solo 1 de cada 7 personas reciben tratamiento cada año, lo que significa que actualmente los servicios de atención al consumo y trastornos asociados a la salud física y mental son muy limitados en el campo de la ingesta de drogas.

En nuestra sociedad, en especial entre la población joven, se comparten ideas y creencias erróneas, como por ejemplo: “el consumo y el control de estos es una opción personal”, “únicamente las drogas ilegales son las que pueden resultar peligrosas”, “cada uno es capaz de frenar el consumo de forma voluntaria”, entre otras.

En nuestro país, desde el 2017, el Ministerio de Salud ha aumentado la implementación de centros comunitarios de salud mental, con la finalidad de brindar una atención ambulatoria multidisciplinaria a pacientes con estos problemas, incluido, el consumo excesivo de drogas lícitas e ilícitas; para así poder cerrar paulatinamente la brecha de acceso a los servicios de salud oportuna e integral y contribuir a tener una sociedad libre del consumo de drogas.

Es aún evidente que, existe la necesitad de optimizar y afianzar el trabajo preventivo – promocional que supone una tarea constante de las autoridades y profesionales de la salud pública y comunitaria. Es necesaria la priorización de programas de concientización, la disminución de la estigmatización; y  la psicoeducación sobre el consumo, dirigidos a niños, adolescentes y adultos, dando cabida a una mejor aproximación y reconocimiento del problema. Así como la ampliación al servicio de atención, tratamiento y rehabilitación por consumo y trastornos asociados.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.

 

Comparte: