24

Jun

2022

Artículo de opinión

Ante el último reporte mundial sobre salud mental…

  • Inicio
  • Opinión
  • Ante el último reporte mundial sobre salud mental…

Que nuestras autoridades y las organizaciones pertinentes se suban a esta “ola” de compromiso por atender las enfermedades de la salud mental en el país; y que cada vez haya menos personas que estén condenadas a “sufrir en silencio”.

Por rosacornejo. 24 junio, 2022. Publicado en Correo, el 24 de junio de 2022.

La semana pasada, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó el “Informe mundial sobre salud mental: transformar la salud mental para todos”, que incluye los datos más recientes que se tienen acerca de los problemas de la salud mental más relevantes, ejemplos de buenas prácticas y experiencias directas de personas alrededor del mundo.

Llama la atención la cifra de las casi mil millones de personas que convivían con trastornos de la salud mental antes de la crisis del COVID-19. Además, hay que recordar que, solo en el primer año de la pandemia, los índices de enfermedades como la ansiedad y la depresión se incrementaron en 25%.

A pesar de lo alarmantes que resultan estos números y las sobrecogedoras experiencias que se recogen en este informe, las buenas prácticas y la relevancia que cada vez más países están poniendo en atender la salud mental deben ser fuentes de esperanza.

Las experiencias que el informe recoge muestran que la mejora en los entornos cercanos de las personas, el fortalecimiento de las comunidades (desde las más pequeñas) y el acceso extendido a los servicios de salud mental, de verdad, impactan positivamente en las vidas de las personas y en su salud integral. Sin embargo, esta mejora solo se produce cuando se suman esfuerzos.

Será importantísimo que nuestras autoridades y las organizaciones pertinentes se suban a esta “ola” de compromiso por atender las enfermedades de la salud mental en el país; y que, como resalta Dévora Kestel, la directora del Departamento de Salud Mental de la OMS, cada vez haya menos personas que estén condenadas a “sufrir en silencio”.

Recordemos que no es posible hablar de salud integral si la salud mental continúa siendo la gran olvidada.

Con una simple búsqueda en Google encontrarán este documento de la OMS. Los animo a leerlo con detenimiento; no tiene pierde.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.

Comparte: