Tú me dejastes caer…

Por , publicado el 22 de febrero de 2012

Hace un tiempo se escuchaba en la radio: Tú me dejastes caer, pero ella me levantó… Es el coro de un reguetón (reggaetón) y, a pesar de que esta canción antes de salir al aire habrá pasado por una serie de pruebas, al parecer nadie notó el error que se comete en la conjugación del verbo dejar. Y a los oyentes, la mayoría adolescentes, tampoco parece sonarles anómala esa forma verbal, porque sin ningún remordimiento lingüístico cantan abiertamente el estribillo, con error y todo.

Igualmente, unos días atrás, en un folleto publicitario, leía: …la casa con la que siempre soñastes. Imagino también que antes de que la publicidad llegara a las manos del público habrá tenido que haber sido “revisada” por alguien, alguien que, a todas luces, no fue capaz de reconocer el error y lo dejó ahí impunemente.

En fin, si prestamos atención, veremos que no es tan raro encontrar esta -s gratis al final del verbo. Si bien antes este error era más común en hablantes con escasa formación, ahora lo encontramos en hablantes de todos los estratos sociales, lo que llama bastante la atención, pues supone una pérdida de la sensibilidad lingüística del hablante promedio que antes era capaz de identificar y corregir los errores en el uso de su lengua.

Ahora bien, en qué consiste el error y a qué se debe. El error que aquí tratamos es un fenómeno lingüístico conocido como paragoge que consiste en añadir un sonido al final de una palabra. Así, por ejemplo: nadies, en lugar de nadie; dejastes, por dejaste; dijistes, por dijiste, vinistes, por viniste, etc.

Este error es muy frecuente en los verbos conjugados en la segunda persona del singular en pretérito indefinido: fuiste, estudiaste, hablaste, etc. y se debería a una analogía que el hablante establece inconscientemente, pues la -s en los otros tiempos verbales es la marca de la segunda persona: sueñaS, soñabaS, soñaráS, soñaríaS, soñaseS. Así, el hablante considera lógico aumentar la -s, pues si nos fijamos, en realidad, el quitarla es más bien una excepción a la regla, que llega directamente del latín amavisti (amaste) y legisti (leíste), donde no se empleaba la -s.

Si nos remontamos en la historia del castellano, veremos que hasta el siglo XVII la forma verbal con -s se consideraba correcta. Pero, ojo, era la conjugación correcta para la formación del plural: vosotros leístes, que no para el singular: tú leíste. Aunque en América el pronombre vosotros despareció a favor de ustedes, vosotros se conserva hasta hoy en el español peninsular. No obstante, la forma verbal que se conjugaba con ese pronombre empezó a cambiar, y se introdujo en el pretérito un diptongo, ya usado en las formas verbales del presente: leísteis, en lugar de leístes. De hecho, este uso aparece ya registrado en La Gitanilla, una de las Novelas Ejemplares (1613) de Cervantes, quien emplea hicisteis, en vez de hicistes que hubiera sido lo etimológicamente correcto.

Así, al quedar modificada, con el diptongo, la oposición entre el singular y el plural: tú leíste y vosotros leísteis, la forma con -s quedó descartada del uso culto, aunque se conservaba en el habla vulgar. De ahí que, los gramáticos y la escuela, sobre todo, se encargarían de mantener relegada esta forma, tildándola de incorrecta o vulgar.

Sin embargo, como se ha visto, la lengua cambia y seguirá haciéndolo. De un tiempo a esta parte vivimos el retorno de la -s final a las bocas de hablantes escolarizados, supuestamente, es más, con estudios superiores: periodistas, profesores, estudiantes, cantantes… Nada puede asegurar que dentro de un tiempo ese rechazo a la -s final, que algunos aún conservan, no sea suficiente para contener su avance, pues, al final, en una lengua suele ocurrir que la fuerza del uso se impone a lo gramaticalmente correcto. Pero, mientras eso no suceda, seguiremos considerándolo un uso vulgar e incorrecto.

Shirley Cortez González
Universidad de Piura

34 comentarios

  • Gaby Trinidad dice:

    No creo que el uso incorrecto cada vez más común, de añadir la s final a verbos en singular como por ejemplo fuiste, estudiaste, hablaste, o el hecho de que este uso se vea más frecuentemente a nivel de todos los estratos, sea una razón para que a mediano o largo plazo se acepte como uso correcto.

    Me niego a aceptar hablando en un futuro como un cobrador de combi, que cuando el chofer le dice: ¿alguien baja en el paradero?, este le contesta “nadies”.

    Al contrario, lo que debemos hacer es fomentar cada vez más el uso correcto de nuestra lengua, y no aceptar tan displicentemente los textos dizque bien redactados de los profesionales que los elaboran, sobre todo, llamar la atención de aquellos que revisan los textos finales, llámese propaganda, canción, norma, o cualquier otro documento que será publicado y leído o escuchado por miles de personas, que por supuesto creerán que lo que ven o escuchan es correcto porque lo dice fulano o sutano, o tal o cual medio de información. Ocurre que las personas que revisan documentos o textos finales, dan por sentado que está correctamente redactado porque lo elaboró un profesional, craso error.

    Menciono lo anterior, ya que, por experiencia propia he podido comprobar que los títulos, grados, diplomados, etc. de los profesionales, no son ninguna garantía de que usen correctamente nuestra lengua, puesto que ninguna universidad puede reemplazar los primeros años de una persona, que es la etapa en que se aprende el uso correcto de la lengua, son los primeros años de formación, cuando un niño aprende a leer y a escribir, pero sobre todo, cuando escucha el uso del lenguaje en casa porque los niños aprenden con el ejemplo, repiten lo que escuchan y si escuchan a sus padres hacer un uso incorrecto de la lengua, por supuesto que ellos harán lo mismo.

    Con el correr de los años, el niño que nació en un hogar culto, donde se fomentaba además la buena lectura, utilizará correctamente nuestro lenguaje y se preocupará por cultivarse cada vez más, pasando a formar parte de las filas de las personas que todavía nos preocupamos por el uso correcto de la lengua hablada y escrita, sin caer jamás en el error de usar vulgarismos como lenguaje natural, ya sea por moda o por costumbre…

  • Na dice:

    al fin! encuentro una explicación odio cuando veo televisión y me encuentro con esa gente hablando así, siempre pensé que era cosa mía hasta q empece a ver un programa, señorita laura, por pura curiosidad y cada frase que decía, dios mio, me provocaba ir a enseñarle a hablar español, muy interesante tu articulo, muchas gracias por la info

  • Margarita dice:

    Correcto…. Buenísimo.

  • Ulises dice:

    Lamentablemente se ha proliferado este mala utilización de los pretéritos en 2 persona gramatical con una S al final. Es casi muy común escuchar este error en los alumnos e inclusive tengo colegas docentes que emplean esta S.

  • Paula Fernández San Martín dice:

    ¿Evolución? Para mí es una involución.

    Me podéis llamar mal pensada, pero opino que para la RAE es más fácil (y barato) dar por válidas las palabras mal escritas o usadas.

    Hace más de diez años, comprobé en un diccionario de papel que la palabra “quizá” era la correcta, y no “quizás”

    En lugar de enseñar a la gente que usara esa palabra sin la ese final, la admitieron en el diccionario.

    Cualquier cosa vale para ahorrar, ya sea tiempo, dinero, o (eso es lo que me parece más peligroso) el sueldo de los profesores…

  • Pablo Cabrera dice:

    Excelente artículo. Me concede, además, ocasión para hacer hincapié en el hecho de que, lamentablemente, en muchísimos medios de comunicación aquí en España se cometen errores garrafales que nadie parece querer corregir. Aquí, en Gran Canaria, el principal diario local es una fuente de tremendos fallos sintácticos, ortográficos, gramaticales, etc.; tengo un amigo argentino que es asiduo lector del mencionado noticiero y cada día me envía por whatsapp dos o tres meteduras de pata absolutamente intolerables, que me hacen preguntarme cómo es posible que algo que pasa por diferentes manos antes de salir a la calle contenga tales disparates, y de qué modo se ganan su salario los jefes de redacción, correctores, etc. Por otra parte, espero que el uso de la “s” en este tiempo y persona del verbo no se considere correcto. Sé que el lenguaje ha de ir cambiando con el tiempo y el uso, pero eso no significa que aceptemos una especie de “todo vale”, y menos desde las altas esferas de este ámbito. Gracias por el magnífico artículo.

  • Néstor dice:

    Me gustó el artículo, me molesta mucho cuando agregan esa “s”.
    Un detalle, tampoco se usa “de que”, se usa “que”, y aquí lo utilizan un par de veces.
    Saludos.

  • Irene dice:

    Néstor, disculpa, pero los “de que” a los que acusas de estar errados en esta publicación han sido utilizados correctamente. Omitir el “de” luego de un verbo que lo requiere es caer en el mismo error que utilizarlo donde no debe ir.
    Saludos.

  • wendy dice:

    hola; me gustaría saber si alguien sabe como corregir en adultos el error al conjugar la primera persona del plural en pasado?. el “emos por el “amos”…Suena fatal eso de: Mi amigo y yo “dejemos” el otro dia el papel aquí!!… en vez de “dejamos”…
    Aguien puede darme alguna técnica, ejercicio, ect…?

  • Siloé dice:

    Por favor, tenho uma dúvida em relação à frase ‘…la casa con la que siempre soñastes’. Quando digo:’soñastes’, eu não poderia estar referindo a ¿’ él ou a tú?’, assim a frase não estaria correta?.

  • Ernesto dice:

    Las canciones y el arte no se pueden tomar como referencia para el uso correcto o incorrecto de un idioma. El arte es una transmisión del reflejo de costumbres pero en el caso de la música cantada las palabras pueden, incluso, tener un acento musical distinto al acento lingüístico. De esta misma manera la música refleja una época, región y cultura del compositor, intérprete y oyentes. No le podemos corregir a las personas su propia identidad, sería tan absurdo como intentar que los acentos de los que hablamos español se unificara, cubanos hablando como gallegos o madrileños, o uruguayos. Tachar de vulgar un modo de hablar es un tanto discriminatorio que solo nos alejan una sana convivencia social. Deberían de borrarse del habla los sinónimos también y los demás idiomas del mundo, esto es absurdo.

  • Enrique Morales dice:

    (…) “en un lengua suele ocurrir que la fuerza del uso ” [penúltimo párrafo]. Acepto asumir la postura de ‘cargoso’.

  • Enrique Morales dice:

    “La casa con la que siempre soñaste”, es decir: con la que TÚ soñaste. La oración que citas no es correcta. La correcta conjugación para el verbo soñar es: él soñó, tu soñaste, yo soñé.

  • Comin dice:

    La forma tú dejastes, aunque no sea correcta, es aceptable en unos dialectos que emplean el pronombre vos en lugar de tú. La terminación astes es una de las conjugaciones dialectales de vos. Aquí en Centroamerica, a veces occure que el pronombre tú se usa en vez de vos, pero la conjugación no cambia. Así que a veces se escucha tú sos, o tú dejastes, cuando debe ser tú eres o vos sos; o tú dejaste o vos dejaste(s). Por lo menos, esta es mi opinión.

  • Jared Torres dice:

    Me pareció excelente tu artículo y muy útil como punto de partida, pero podrías recomendarme algunas de tus fuentes de consulta?

  • Dan dice:

    y en el caso de “VOS” ?

  • Vero dice:

    En Argentina, en la Patagonia, al menos, usamos siempre “vos” y no se considera correcto agregar esa “s”. Es “vos fuiste, vos viniste, vos dejaste”. No difiere del tú en eso.

  • Carlos Montenegro dice:

    Excelente artículo , gracias por esta explicacion, y no solamente con este caso sino también con muchisimos errores de todo tipo que a diario cometemos, por ejemplo los comentarios que las personas dejan en youtube son un verdadero horror…
    Lo que están es destruyendo nuestro idioma .?

  • Alicia Bosch dice:

    4 de enero de 2017

    En el diccionario electrónico de la RAE aparece solo la palabra quizá, sin la ese. Algunos diccionarios impresos publicados por editoriales poco cuidadosas pueden tener errores, lo que no significa que dichas anomalías sean aceptadas.

  • Alicia Bosch dice:

    Muy cierto, no difiere.

  • Dinuel dice:

    Aunque la escritura refleje las costumbres de pronunciación en cualquier estrato de una sociedad, hay que recordar que el idioma está en constante evolución y se le ha dotado de normas a seguir para mejorar la comunicación. Por ello, sea una canción, nota periodística, declaraciones televisivas, etc., siempre es útil identificar, analizar y en lo posible ofrecer la corrección apropiada de modo que el incipiente lector o escritor (y sirva de refuerzo al experimentado) lo tome en cuenta para la perfectibilidad de su expresión y por ende el brillo de cualquier lengua, en este caso el español.

  • Anatolio Bolivar dice:

    Dinuel, en aras de la “perfectibilidad de su expresión y por ende el brillo de cualquier lengua, en este caso el español.”, nos podría explicar cómo es eso que ” la escritura refleje las costumbres de pronunciación”.

    Para mí la escritura (todo copiado de por ahí) es la “Representación por medio de letras o signos de una idea o concepto. Para un notario, es un “Documento público que especifica un acuerdo y que firman los interesados. Y solo dos, para no involucrar a las Santas Escrituras..

  • Elizabeth dice:

    ¡Al fin encuentro una explicación! Odio cuando veo televisión y me encuentro con esa gente hablando así, siempre pensé que era cosa mía hasta que empecé a ver un programa, Señorita Laura, por pura curiosidad, y cada frase que decía, Dios mío, me provocaba ir a enseñarle a hablar español. Muy interesante tu articulo, muchas gracias por la inf.

    No es suficiente con hablar bien español, también hay que escribirlo correctamente, sobretodo, cuando se critica a quien no lo hace.

  • l dice:

    Qué puedes esperar de los reguetoneros.

  • Pétuli dice:

    Gracias por la información me ayudó mucho era una duda que tenia. Soy “lusófona” y estoy estudiando español para el DELE es muy difícil escuchar a los hispanohablantes pronunciando de una manera y encontrar en los libros algo distinto. Aclaraste mi mente.

  • Arelis Prieto dice:

    Excelente reflexión amig@, de todas las opiniones que he leído la suya me parece la más acertada. Si bien es cierto que muchas veces podemos cometer errores gramaticales y digo “podemos” es porque ninguno de nosotros estamos exento de no hacerlo ya que no lo sabemos todo. La verdad es que vinimos a este mundo a servir y ayudar a los demás y en ello consiste respetar de alguna manera las expresiones de los demás, las personas se expresan y hablan de acuerdo al poco o mucho conocimiento que tengan, eso debemos tenerlo presente. No juzgar, criticar o señalar solo porque actua distinto a nosotros. Ni el hijo de Dios lo hizo…

  • M dice:

    ¿Y los signos de interrogación? Menos criticar y más fijarnos como escribimos.
    ?

  • Mercedes Rodríguez dice:

    Tengo entendido que si se trata de rima en canciones o poesías, por ejemplo, está permitido y se llama “LICENCIA POÉTICA”.

  • Lexini dice:

    Hola! Estoy totalmente en contra de esa mala pronunciación y adición de la s que le,hacen a los verbos en singular. Hay muchos casos por acá donde personas de escasa educación pronuncian nadien en vez de nadie, o sea de agregan -n- me siento fatal cuando escucho eso.

  • John Jairo dice:

    En Colombia se comete diariamente este error con la S, así mismo se incurre en el paragoge en palabras como “encontrarsen”, lo mas triste es que la mayoría de los periodistas en los noticieros cometen este error, lo cual, en mi concepto, hace que mas personas de la población lo escuchen y asuman como correcto.

    Gracias a mi familia y profesores de español que me enseñaron ortografía.

  • Jesús S. dice:

    Gaby Trinidad:
    La frase “…miles de personas, que por supuesto creerán que lo…” tiene un error de escritura.
    La otra frase “…por experiencia propia…” es redundante, basta decir ” por experiencia” .

    Ulises: no se dice “es casi muy comun”.

    No se vayan a molestar.

  • Patricia Gonzalez dice:

    Siempre tengo muchas dudas porque es difícil el español, nunca fui buena en redacción, por eso consulto mucho google. Pero “No aclare que oscurecen” . No nombren el regueton para enseñar el buen español, todos saben que asesinan el idioma y mientras más mal lo hablan, mejor. Cuando respondan las dudas con poner : recibir, el presente es recibes, tiempo présente, excepto el tiempo………, que es recibiste, es decir en diptonggo es recibiste. Pues no interesa que no ven instituciones, sino que aclaren dudas y rápido, pues se consulta cuando uno está escribiendo.
    Gracias y perdonen la crítica.

  • Cristian dice:

    No, esa conjugación no se debe a eso, sino al voseo remanente en muchos lugares de Hispanoamérica.

    Deberías saber que el voseo NO se trata de un error (!), sino que está aceptado.

    El voseo es anterior a la existencia del tu y fue la propia España la que lo instauró en América. Es decir, es un castellano más antiguo. El voseo ha sobrevivido en varias partes de Hispanoamérica.

    El voseo puede ser total (es decir, pronominal -el uso del pronombre vos- + verbal -es decir, el verbo conjugado según el vos-; por ejemplo: vos comés), o puede ser sólo pronominal (vos + verbo conjugado según el tu; por ejemplo, vos comes) o sólo verbal (uso del tu + verbo conjugado según el vos, lo que se da en este caso; por ejemplo, tu me dejastes).

    En este caso, el voseo es sólo verbal (no pronominal): “Tu me dejastes caer” (verbo conjugado según el uso de vos, pero el pronombre es tu).

    Finalmente, la imposición del tu y sus conjugaciones en toda Hispanoamérica durante los siglos XVIII, XIX y buena parte del XX, ha hecho que en muchos países se pierda el vos, pero no en todos. En muchos países sobrevive en el habla rural, que es la más conservada.

    En los países del Río de la Plata, por ejemplo, donde no lograron imponer el tu, estas políticas de imposición igualmente han logrado que se de un voseo imperfecto, al menos en el caso del tiempo presente, que era el más frecuentemente enseñado. Por ejemplo, en lugar de decir “vos me dejastes caer”, como eran antes, la forma “culta” pasó a ser “vos me dejaste caer”, sin la s. Pero eso no significa que esa sea la forma más correcta, sino que en el fondo es una forma mixta que quedó como una cicatriz de aquellas políticas que buscaban desterrar el vos.

    Hoy, por el contrario, el vos se encuentra totalmente aceptado, ya sea en su forma pura o mixta.

    Dices que las publicidades deberían estar chequeadas, pero fíjate que a tí te ha faltado leer un gran capítulo.

Deja un comentario

×
es_ESES_ES