Lo cotidiano de la metáfora

Por , publicado el 28 de septiembre de 2022

Los diarios informan que en varios lugares del mundo las olas de calor son cada vez más frecuentes; La compañía austriaca Red Bull GmbH viene usando desde hace más de veinte años el lema “Red Bull te da alas” para vender su bebida bandera; Los amigos de Juan Pérez le han sembrado dudas sobre la calidad de sus versos… ¿Qué tienen en común estos enunciados? Que en todos ellos se han empleado metáforas (olas de calor, te da alas, bebida bandera y sembrado dudas). En este artículo, veremos la importancia de las metáforas en la vida cotidiana.

La metáfora, del latín metaphŏra y este del griego μεταφορά metaphorá (μετά, al otro lado, y φέρω, llevar), es una figura retórica que consiste, en la ‘traslación del sentido recto de una voz a otra de sentido figurado, en virtud de una comparación tácita’ (DLE, 2014, v. 23.5). Es decir, se traslada el sentido o significado ordinario de una palabra o frase a otra basándose en una comparación. En los versos “Su luna de pergamino / preciosa tocando viene”, de Federico García Lorca, luna de pergamino es metáfora de pandereta; la comparación en la que se basa es la forma circular de ambas entidades.

Ahora bien, contrariamente a lo que se puede creer, el uso de las metáforas no se restringe al ámbito literario. En el habla cotidiana las empleamos con mucha frecuencia. Es más, según George Lakoff y Mark Johnson (Metáforas de la vida cotidiana, 1980), las metáforas no son solo un asunto lingüístico, sino que también pensamos y actuamos metafóricamente. De acuerdo con este postulado, un enunciado cotidiano como Murió mi amor por él es posible gracias a la metáfora conceptual el amor es un ser vivo. Pero ¿qué es una metáfora conceptual? Es la representación de un concepto, que suele ser abstracto, en términos de otro, generalmente concreto o surgido de la experiencia física. En la metáfora conceptual el amor es un ser vivo, los concreto sería ser vivo y lo abstracto, amor.  Esta proyección se va a reflejar en nuestro lenguaje cotidiano en expresiones metafóricas como No sé en qué momento nació mi amor por la música; Los detalles alimentan el amor; Mi amor por ti crece cada día que pasa; etc. En cada una de ellas, encontramos rasgos propios de los seres vivos: nacer, alimentarse, crecer y morir. Asimismo, comprender el amor de este modo, nos lleva a actuar en concordancia, cuidando o descuidando el amor que sentimos por alguien.

¿Cuáles sería las metáforas subyacentes en Te doy mi palabra y Mi perrita partió mientras dormíamos? En el primer caso, la metáfora conceptual sería la palabra es un objeto, que daría lugar a expresiones metafóricas como las siguientes: No pongas esa palabra en esa frase; Tus palabras cayeron en saco roto; ¡Qué palabra más larga! En el segundo caso, la muerte es un viaje; por ello, decimos No llegué a tiempo para darle el último adiós; Mi tío nos dejó hoy en la madrugada; Se fue muy pronto; etc. Que quede claro que estas no son las únicas metáforas referidas a amor, palabra y muerte. Entre otras metáforas, el amor es locura, guerra o magia; la palabra es vida, arma o alimento; y la muerte es descanso, sueño o cambio.

El lenguaje periodístico también es rico en metáforas porque con ellas enfatizan la noticia, captan la atención del lector y lo persuaden. En los siguientes titulares se han empleado metáforas cuyo dominio fuente (palabras o frases cuyo sentido o significado se traslada a otras) son fenómenos naturales referentes al agua: “Hay una avalancha de denuncias contra policías indisciplinados en todo el país” (El Comercio, 23.08.13); “El terrorismo se suma a la ola de violencia en México” (The Washington Post, 15. 08. 22); “Ucrania: Las agencias de la ONU ayudan a la marea de refugiados” (Noticias ONU, 02.03.22). Una posible razón para elegir estas metáforas es que avalanchas, olas y mareas arrasan, golpean, invaden lo que encuentran a su paso.

Como hablantes, tal vez estemos más conscientes del uso de metáforas en el ámbito periodístico o en la poesía, pero si nos detenemos a reflexionar sobre lo expuesto en este artículo, descubriremos que cuando destruimos argumentos en las discusiones, queremos que nuestro dinero crezca en el banco, ponemos nuestra vida en las manos del médico, depositamos nuestra confianza en nuestros amigos, no perdemos el tiempo en tonterías, cultivamos buenas amistades y nos enriquecemos con la lectura estamos viviendo metafóricamente.

 

 

 

2 comentarios

  • Jaime Hernandez dice:

    Lo “cotidiano” de este artículo me llevó de la mano al entendimiento de cuan extraordinario es cobrar conciencia de aquéllo que, aunque común, puede convertirse en poesía, como cuando la pandereta del ejemplo se convierte en una “luna de pergamino”.
    Gracias por la “metáfora” porque con su luz irrumpe mi oscuridad…

  • Jaime Hernandez dice:

    Lo “cotidiano” de este artículo me llevó de la mano al entendimiento de cuan extraordinario es cobrar conciencia de aquéllo que, aunque común, puede convertirse en poesía, como cuando la pandereta del ejemplo se convierte en una “luna de pergamino”.
    Gracias por la “metáfora” porque con su luz irrumpe mi oscuridad…

Deja un comentario

×
es_ESES_ES