anti-

Por , publicado el 19 de enero de 2022

El uso de muchas palabras ha aumentado de manera exponencial a causa de la discusión sobre la pandemia (confinamiento, coronavirus, cubrebocas, hisopado); una de ellas es antivacunas: El caso DjoKovic impulsa el movimiento antivacunas; Antivacunas protestaron frente a las instalaciones del Congreso. A propósito de esto, estudiaremos el prefijo anti- 

De origen griego, el prefijo anti- significa ‘opuesto’ o ‘con propiedades contrarias’ (DLE, 2020, v. 23.5). Así, antivacunas significa ‘que está en contra de las vacunas, opuesto a ellas o que las rechaza’; antiterrorismo significa ‘opuesto al terrorismo o conjunto de acciones contra el terrorismo’.  

Un caso peculiar es el de anticovid, siguiendo la lógica de los ejemplos anteriores, esta palabra debe significar ‘opuesto a la covid o conjunto de acciones contra la covid’. Y así se registra desde mayo de 2020 según el Diccionario histórico de la lengua española (2021), pero también «como ‘persona que cuestiona y minimiza la existencia y el alcance de la pandemia de la covid’ se atestigua desde agosto de 2020, en la noticia, publicada en El Periódico de Extremadura (Cáceres), de una manifestación convocada en Berlín».  

Se trata de un prefijo muy productivo en la lengua española: antidemócrata, antidepresivo, antihemorrágico, antihéroe, antiparasitario, antiterrorismo. Como consecuencia de esta productividad, «los diccionarios no pueden recoger más que unas pocas formaciones de entre las muchas que permite acuñar el prefijo anti-, ya que los hablantes pueden anteponerlo a múltiples adjetivos de relación» (Nueva gramática de la lengua española, 2009, p. 667). Esto podía explicar por qué, a pesar de su gran incidencia de uso, el Diccionario de la lengua española (2020, v. 23.5) no ha incluido la palabra antivacunas en sus actualizaciones de 2021.  

Sobre su escritura, hay que señalar que anti- se une a otra palabra sin espacio y sin guion: antivacunas (y no *anti vacunas ni *anti-vacunas), excepto cuando esta palabra empieza por letra mayúscula (sustantivo propio o sigla): anti-Trump, anti-OTAN 

Si se une a una palabra que empieza por la grafía r, esta queda en posición intervocálica, por lo que debe escribirse el dígrafo rr: antirrábica, antirracional, antirracismo, antirreglamentario. Y si anti- se une a una palabra que comienza con la vocal i-, se puede usar doble vocal: antiincendios, antiinflacionario, antiimperialismo o solo una:  antincendios, antinflacionario, antimperialismo 

Aunque resulta muy sencillo formar palabras a partir del prefijo anti- (anticonstitucional, anticorrupción, antirrobo, antivirus), conviene, como siempre, conocer las reglas ortográficas que hasta aquí se han expuesto. 

Un comentario

  • Fabian dice:

    Una pregunta:
    En la frase: “Los ejemplos que traen este artículo muestran que la autora es una militante de izquierdas, que utiliza cualquier cosa para difundir su ideología fracasada antirracional”.
    ¿Podemos utilizar anti o la palabra irracional en cambio está bien?

Deja un comentario

×
es_ESES_ES