Año III - Número 110 Boletín semanal elaborado por la Dirección de Comunicación Marzo 2004


Con moderno gasificador convierten desechos en energía

Convertir desechos agrícolas en energía es el objetivo del Gasificador de biomasa diseñado, construido y perfeccionado por el ingeniero italiano Giovanni Cappello y un equipo de docentes e investigadores, así como tesistas, de las áreas de Electrónica, Electricidad, Mecánica y Química de la Universidad de Piura. El gasificador provee de gas combustible a motores de combustión interna (diesel y a gas) y es de utilidad para el sector agrícola. También se puede aprovechar para obtener calor directamente, para calderos secadores, etc.

Su uso permite transformar los desechos orgánicos (pajillas de arroz, rastrojos, residuos de cosechas de algodón, bagazo de caña de azúcar, malezas u otros) en calor o energía eléctrica con 2 ventajas adicionales: disminuye la contaminación ambiental y permite el ahorro de combustible.

¿Cómo funciona? Convierte desechos orgánicos (agrícolas principalmente) en un gas con propiedades combustibles que se puede utilizar en motores de combustión interna o calderas, o -en el futuro- en una celda a combustible. Este gas puede ser usado en lugar del petróleo o gas y convertirse - con un motor de combustión interna más un generador - en energía eléctrica.

Pero, ¿habrá suficiente biomasa en el mundo como para producir este tipo de energía a nivel industrial?. La respuesta de Capello es que sí y agrega que "hay miles toneladas de ésta. Y si tenemos en cuenta que con aproximadamente uno o dos kilos de biomasa se puede producir un kilovatio/h de energía eléctrica, imaginemos de lo que estamos hablando".


Explicó que con cinco kilos de cáscara de arroz (aproximadamente) se puede sustituir 1kg de diesel. "No sólo hay enormes cantidades en el mundo, sino que, además, hay muchísima tierra desaprovechada en la que se puede plantar cultivos, no alimenticios, para producir biomasa. Por ahora, estamos utilizando la pajilla (cáscara) de arroz, cuya acumulación suele ser un problema para los molineros. La transformamos en gas y luego podremos utilizarla en un motor de combustión interna para producir la energía eléctrica o en un quemador para un secador o caldero".

El Proyecto Huallaga

El prototipo del gasificador de la UDEP se utilizará en el Proyecto de reingeniería iniciado el 2003 en el departamento San Martín (Proyecto etanol en el valle del río Huallaga). Su objetivo es la siembra de caña en esta zona del Perú, para producir etanol combustible que permita atender la demanda nacional y exportar los excedentes a otros mercados. Además, se usará el bagazo de la caña de azúcar para la generación de energía eléctrica y producción en vapor.

El proyecto forma parte de un programa integral para el desarrollo sostenible de cultivos alternativos a la coca. Con el uso de gasificadores se transformará la biomasa que resulte de todo este proceso (se ha contemplado sembrar hasta 150 mil hectáreas de caña de azúcar en la tercera etapa del proyecto). El proyecto se ejecuta en el marco del contrato firmado por Petróleos del Perú y la compañía norteamericana Coler & Colantonio Inc. para atender la demanda de etanol de la refinería de Iquitos

Regresar